¿Por qué está mal querer siempre ser el centro de atención en una reunión social?

Imagina que estás en un banquete, pero intentas tomarte toda la comida. Eso obviamente estaría mal.

Para la mayoría de las personas, la atención es como la comida. Lo necesitan para sentirse alimentados emocionalmente. Muchas personas ni siquiera necesitan ser el centro de atención, solo para disfrutar de una conversación con unos amigos a un lado, pasando su atención de un lado a otro como una botella de vino. Pero es difícil de hacer cuando alguien en medio de la habitación está haciendo malabares con motosierras en llamas y gritando “¡Mírame!”

Ahora, no está mal simplemente querer ser el centro de atención todo el tiempo, así como no sería incorrecto querer toda la comida en un banquete; Simplemente no intentes tomar más de lo que te corresponde.

¿Por qué está mal querer siempre ser el centro de atención en una reunión social?

Ahora de verdad ¿Quieres ser siempre el centro de atención? Si estuviera en esa situación social, me aburriría sin sentido, no con mi siempre Siendo el centro de atención, pero contigo siempre. siendo el centro de atención. Creo que todos los demás también lo estarían, y pronto estarías completamente solo.

Las personas que te rodean son tan importantes como tú. Todos piensan que quieren ser siempre el centro de atención (no yo, soy un introvertido serio), pero descubrirías que eso no te haría feliz. Disfrútalo mientras lo tienes, luego espera tu siguiente turno.

Simplemente no es una buena manera de ser o hacer y mantener amigos genuinos … usas la palabra siempre … a veces está bien, pero no siempre … el escenario necesita ser compartido, otras personas quieren jugar su papel … además, dar un paso atrás y observar Alguien que sea el centro de atención es muy informativo y puede ayudarlo mucho.

Depende de las circunstancias. Quieres que el centro o el orador digan algo importante para todos.

En el equipo, el líder toma la posición y dirige la atención. Pero los líderes, o centros no exigen atención constante. Reconocen la necesidad de que los miembros del equipo contribuyan también. Cada miembro desempeña un papel, y su experiencia debe ser clara.

En amigos, depende de tu estilo. Tu personalidad podría ser relajada. Podría ser contundente. Las amistades son interesantes, y cada una hace su parte.

No creo que esté mal querer ser el centro de atención. Para la mayoría de las personas, usted nunca crece por necesidades infantiles. Pero una vez que te conviertes en un adulto, te das cuenta de que, para ser el centro de atención en todo momento, tienes que quitárselo repetidamente a alguien más. ¿Entonces tienes que preguntarte si eres una persona que siempre coloca tus deseos por encima del resto de nosotros?